reconoce sus orígenes

“The Hours and Times”, de Christopher Münch

Publicado: 2010-11-22

“No importa cuán largo sea mi cabello o de qué color sea mi piel o si soy hombre o mujer” –John Lennon

En abril de 1963, John Lennon y el manager de los Beatles, Brian Epstein, viajaron juntos para pasar unas vacaciones en España. Ese es el único dato del que se tiene certeza histórica. Y de allí parten las especulaciones sobre una posible relación homosexual entre el entonces joven miembro de la banda y Epstein.

Esos rumores se convirtieron en comidilla de la época, aunque Lennon mismo los desmintió. A pesar de eso, en 1991 el director Christopher Münch tomó como punto de partida la leyenda para filmar The Hours and Times, película que, sin tapujos y con la apostilla de ser “una cinta de pura ficción”, ahonda en lo que pudo haber ocurrido en el paseo de ambos por la bella Barcelona.

Más allá del polémico tópico, The Hours and Times es una excelente obra independiente de escasos 58 minutos. Un mediometraje en blanco y negro que se ciñe a la relación de los dos protagonistas a través de un guión sobrio y sincero. Las actuaciones funcionan bien, son contenidas, evitan caer en los estereotipos comunes (sobre todo en el caso de Lennon) y reflejan cierta tensión claustrofóbica.

Y es que, aunque Barcelona es una locación perfecta para esta historia tórrida, y sus paisajes están perfectamente colocados en los momentos precisos, la mayor parte de la cinta se desarrolla dentro del hotel donde se hospedan ambos hombres. Son las habitaciones, las salas de estar y los cafés los que cobijan a conversaciones tímidas y avergonzadas.

Lennon –alejado de Liverpool, Hamburgo o Nueva York– se convierte en un muchacho evasivo, enigmático, cuyas reacciones se configuran a través de la mirada de Epstein. A través de su incomodidad, también. A través de sus celos, de sus miedos.

Y Epstein goza de una mesura y elegancia que funcionan de rima exacta para una fotografía impecable. The Hours and Times es una película obligatoria en la filmografía de Lennon y los Beatles, aunque su valor, más que musical, sea fundamentalmente intimista, personal y cinematográfico.


Escrito por


Publicado en

EL ESPIGADOR

Blog de cine